jueves, 5 de febrero de 2015

2002-2012: Pérdida en la financiación autonómica, y mayor desigualdad.



5 de febrero de 2015.
Ignacio Escañuela Romana.


Las preguntas acerca de cómo ha evolucionado la financiación autonómica y qué Autonomías han ganado o perdido son esenciales, ya que se refieren a cómo se ha financiado la asignación de recursos para competencias relacionadas con derechos fundamentales. Especialmente la sanidad, la educación y el gasto social y en dependencia. Es cierto que puede haber ganancias de eficiencia y mejorías de gestión, pero en general, a mayor gasto per cápita, mejor servicio.

El Documento de Trabajo, No 14/25, septiembre de 2014, de Ángel de la Fuente, Servicio de Estudios del BBVA, intenta construir series de datos de financiación autonómica que tengan carácter homogéneo: que sean comparables entre las Comunidades Autónomas y en el tiempo, igualando una base de competencias homogéneas. Estas series sirven como punto de partida para un análisis que se acerque a la realidad y dé evidencia sobre tres problemas. ¿Cómo ha evolucionado la financiación autonómica efectiva?, ¿qué autonomías tienen mejor financiación para las competencias que comparten?, ¿cómo han evolucionado las diferentes Autonomías en relación con la financiación?. En un Estado semifederal, como el nuestro, éstas son cuestiones esenciales. No pueden dejar de responderse. Es un derecho fundamental de los ciudadanos.

El Documento de trabajo define como serie de financiación efectiva a competencias homogéneas el total de recursos que tiene cada Comunidad para financiar el ejercicio de competencias comunes. Se restan competencias diferentes, no compartidas por todas, y su financiación. Se descuentan cambios normativos que aumenten o disminuyan tipos impositivos reales: se ajustan los ingresos tributarios para las figuras en las que las Autonomías tienen autonomía normativa. Es decir, se sustrae cualquier rebaja o aumento de tipos de las Autonomías que tiende a esconder la evolución del sistema impositivo común.

Finalmente, se restan el Fondo de Compensación Interterritorial y los Fondos Estructurales europeos (cuyo objetivo es compensar situaciones de atraso económico y no asignar bienes) y se distingue entre los ingresos como derechos (devengo) de los ingresos reales percibidos (criterio de caja).  El sistema es complicado, con pagos a cuenta y pagos definitivos, pero el devengo sirve como base para endeudarse y consignar, mientras la caja sirve para pagar efectivamente.

Analizo las comunidades de régimen común, y no País Vasco y Navarra. Dejo también aparte a las Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, por sus características claramente específicas, no comparables sin introducir supuestos complicados. Las series las calculo en precios reales de 2008. Así sabemos  qué parte de los crecimientos se debe a la inflación y qué parte es real. Evidentemente, deberíamos deflactar por un deflactor propio de cada Autonomía, pero no dispongo de estos datos y el deflactor nacional es una buena aproximación.

Veamos las preguntas y la solución a partir de estos datos disponibles.

Primero, ¿cómo ha evolucionado la financiación autonómica?




Todas las C.Aut., financiación por devengo a competencias homogéneas, precios constantes 2008, dividida por la población total, euros.
Todas las C.Aut., financiación por devengo a competencias homogéneas, dividida por el PIB, precios constantes 2008, euros.
Todas las C.Aut., financiación por caja a competencias homogéneas, precios constantes 2008, dividida por la población total, euros.
Todas las C.Aut., financiación por caja a competencias homogéneas, dividida por el PIB, precios constantes 2008, euros.
Evolución porcentual 2002 a 2012
-0,96
-1,54
-5,12
-5,68



Se observa una reducción de la financiación por habitante entre el -1% y el -5’1%. Y una caída de la financiación respecto al PIB en términos constantes de entre el -1’5% y el -5’7%. Además, la reducción en caja es mucho mayor que en devendo, lo que sitúa a las Comunidades en un problema adicional de liquidez en sus pagos.

Ahora bien, mientras caen los recursos, los precios de los servicios públicos han ido aumentando. Los precios del servicio sanitario y del educativo sufren una inflación más alta, para poder mantener el estándar de calidad. Entre 1981 y 2002, en una estimación valiosa poque concentra más de dos décadas, el gasto sanitario en los países OCDE creció en un 3’6% anual (estudio de la Comisión Europea en 2009, sobre el impacto del envejecimiento de la población, que muestra que el principal impacto es el nivel de renta, el segundo es la mejora tecnológica y el tercero y marginal es precisamente el envejecimiento). De hecho, la inflación sanitaria y educativa es persistentemente superior.

Por lo tanto, un descenso en el dinero real recibido para pagar competencias que, en un 55% (media) son  sanitarias y educativas, constituye una situación de imposibilidad de prestación de servicio con la misma calidad.

No es extraño que la Comunidades Autónomas españolas no hayan podido mejorar sus servicios públicos y se hayan encontrado en una auténtica pesadilla en la que era necesario recortar y se iban restringiendo servicios y bienes. En definitiva, menos derechos.

Conclusión: El sistema de financiación autónómica no garantiza desde principios de este siglo la financiación de los servicios públicos esenciales y sociales.

Segundo, ¿qué autonomías tienen mejor financiación?.




Autonomías, financiación por devengo a competencias homogéneas, precios constantes 2008, dividida por la población total, euros.

2012
Evol. % 2002 a 2012
Cantabria
2487,93
-3,87
Extremadura
2468,38
-3,35
Rioja
2458,82
-5,71
Castilla-León
2441,84
-2,99
Galicia
2368,26
0,54
Aragón
2356,62
-4,57
Asturias
2321,03
-2,06
Castilla La Mancha
2180,41
-7,27
Cataluña
2054,30
-6,53
Valencia
2006,87
-1,96
Andalucía
1988,25
-9,44
Madrid
1949,28
-4,71
Murcia
1935,88
-7,01





Este listado muestra con claridad qué Autonomías tienen mejor o peor financiación, así como cómo ha evolucionado la posición de cada una de ellas.

Conclusión: el sistema de financiación autonómica da financiación per cápita significativamente diferente a las distintas Autonomías. Por lo que no es imparcial: favorece a los ciudadanos de unas frente a los de otras. De esta forma, se configura un sistema de más o menos derechos según la Comunidad donde se resida. Derechos esenciales: educación, sanidad, gasto social y otros.

Tercero, ¿qué autonomías han ganado en los últimos años y cuáles han perdido?.

Los datos de financiación per capita son los siguientes en evolución porcentual. En la segunda y tercera columnas los datos son de devengo. En la cuarta y quinta los datos con a caja. En ambos casos, son cantidades per cápita.





FID/POBL
Evol. 2002 a 2012 %
FIC/POBL
Evol. 2002 a 2012 %
Andalucía
FIDAN1
-9.44
FICAN1
-11.02
Aragón
FIDAR1
-4.57
FICAR1
-3.35
Asturias
FIDAS1
-2.06
FICAS1
-0.22
Cantabria
FIDCA1
-3.87
FICCA1
0.71
Castilla-León
FIDCL1
-2.99
FICCL1
-1.54
Castilla La Mancha
FIDCM1
-7.27
FICCM1
-5.58
Cataluña
FIDCT1
-6.53
FICCT1
-4.48
Extremadura
FIDEX1
-3.35
FICEX1
-9.64
Galicia
FIDGA1
0.54
FICGA1
0.11
Madrid
FIDMA1
-4.71
FICMA1
6.57
Murcia
FIDMU1
-7.01
FICMU1
-6.75
Rioja
FIDRI1
-5.71
FICRI1
-0.73
Valencia
FIDVA1
-1.96
FICVA1
-9.19




Por ejemplo, FIDAN1 es FID para Andalucía dividido por la población andaluza. Por lo tanto, financiación efectiva en términos reales y competencias homogéneas a devengo per cápita. FICAN1 igual pero en términos de caja.

Se observa que la financiación por habitante en devengo se ha reducido para todas las Comunidades, salvo Galicia. Y es menor según el criterio de caja salvo para Madrid, Galicia y Cantabria.

¿Existe algún criterio que nos permita entender esta evolución?. Sí.

La financiación por caja per capita aumenta en relación con el nivel medio de PIB real per cápita. Cuánto más rica es una Comunidad Autónoma en riqueza por habitante, más financiación ha recibido para ese ciudadano/a.

Se observa gráficamente:




En el eje de abscisas tenemos el nivel medio de PIB real per capta de cada Comunidad. Los puntos son la evolución porcentual en estos años de la financiación pro caja per capita para competencias homogéneas. Se ve que a mayor riqueza por habitante, mejor evolución ha tenido la financiación por caja por habitante.

Segundo, la financiación por devengo efectiva, a competencias homogéneas y per cápita, ha evolucionado mejor conforme mejor se ha desarrollado el PIB real per capita de la Comunidad Autónoma. Se ve también gráficamente:







En el eje de abscisas está la evolución del PIB real per capita, y en el eje de ordenadas la evolución entre 2002 y 2012 de la financiación por devengo de competencias homogéneas para esa misma Comunidad. Hay dos valores fuera de la regresión, Valencia que ha perdido menos financiación per capita de lo que le correspondería por este criterio, y Andalucía que pierde más de lo cabría esperar.

En conclusión, la financiación autonómica ha evolucionado premiando, en general y con algunas excepciones, a las Comunidades que más han mejorado su renta per cápita. Los ciudadanos y ciudadanas de las Autonomías que han evolucionado más dinámicamente han recibido el premio adicional de tener mejores servicios e inversiones públicas. Sobre todo, en el campo de la sanidad,  la educación, y los gastos sociales: competencias autonómicas. La financiación autonómica ha empeorado la equidad interterritorial en estos años.










No hay comentarios:

Publicar un comentario