jueves, 4 de diciembre de 2014

El debate territorial: los ayuntamientos, los grandes olvidados.

4 de diciembre de 2014.


El debate territorial en torno a un posible modelo federal, y la independencia de algunos territorios, eclipsa la terrible incapacidad financiera de los grandes olvidados, los ayuntamientos.

La solución al problema jurídico del derecho a la autodeterminación, creo, está en el principio democrático. Como señaló el tribunal supremo de Canadá, el principio democrático es tan esencial que, si es preciso, la letra de la ley fundamental deberá modificarse finalmente en función de su aplicación.

Pero me preocupa aquí la capacidad económica de las entidades locales españolas para ejecutar correctamente las competencias y obligaciones que tienen.

Veamos los datos. La fuente es la OCDE. Comparo con otros países: Francia, Reino Unido e Italia de un modelo centralizador; Canadá y Alemania de modelo federal.



Gasto público (liquidación real) de las entidades locales  en porcentaje del PNB, para los Estados que tienen datos disponibles:

Gasto público en porcentaje del PNB.


1995
2010
2012
Estados de modelo federal.
Canadá
8,99
8,71

Alemania
7,83
7,59
7,26

Francia
9,53
11,50
11,71






España
5,03
6,28
5,01





Estados modelo centralizado
Italia
12,89
15,68
14,91
Reino Unido
11,60
13,83
12,57


Toda la cuestión no es que el gasto público sea bajo en España. Se ve observando el porcentaje de gasto público de las entidades locales como porcentaje del gasto público global.


Gasto público de las entidades locales en % del gasto público total.


1995
2010
2012
Estados de modelo federal.
Canadá
18,55
19,77

Alemania
14,27
15,87
16,24

Francia
17,52
20,32
20,66






España
11,32
13,50
10,42





Estados modelo centralizado
Italia
24,50
31,09
29,45
Reino Unido
26,66
27,63
26,08




En ambos indicadores, los ayuntamientos españoles, principal entidad local, están infrafinanciados. Tienen una situación insostenible para dar una respuesta a las necesidades de servicio público. España es simplemente el país que más prescinde de las administraciones locales.

Los datos de ingresos siguen la misma pauta.

En definitiva, dar una solución estable y definitiva al diseño territorial exige dar una respuesta a la financiación local. Mientras tanto, los ayuntamientos son los grandes olvidados del Estado: para perjuicio de la ciudadanía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario