viernes, 1 de noviembre de 2013

Recesión española: continúa.

EVOLUCIÓN DE LA RENTA NACIONAL ESPAÑOLA.

Ignacio Escañuela Romana.
1 de noviembre de 2013.

El Ministro de Economía español afirma que hemos salido “técnicamente” de la recesión. Lo cual no deja de ser chocante para cualquier economista keynesiano, dado que existe un “output gap” o pérdida de producción  (renta o gasto, es lo mismo) respecto al potencial.

La evolución desde diciembre de 1995 de nuestro PIB real trimestral (en valores 2005, desestacionalizado) es la siguiente:


 Globalmente hemos perdido un 6’75% de nuestra renta nacional. Luego, ¿Cuánto hemos perdido respecto a donde hubiéramos podido llegar?. Calculo una caída del 8´2%, simplemente suponiendo un crecimiento modesto anual del 2%. Esta reducción en la renta es muy importante y supone que estamos en una grave depresión económica con un tremendo sufrimiento humano.

Porque lo auténticamente relevante para un economista es la pérdida respecto a la renta potencial: lo que hubiésemos crecido si simplemente hubiésemos seguido el crecimiento que nuestros factores productivos y nuestra tecnología nos hacían posibles. Lo peor, en otros términos, es lo que perdemos a largo plazo y jamás recuperaremos.

Ahora bien, ¿ha abandonado por fin nuestra economía la recesión?. Es muy difícil decidirlo con exactitud,  porque es complicado calcular el ciclo económico. Para ello, es preciso alcanzar un acuerdo acerca del valor de la tendencia: del crecimiento potencial en mitad de la depresión. La misma recesión lastra el potencial a largo plazo de la economía española por la carencia de inversiones, de formación de capital humano y de estímulos a mejoras tecnológicas.

Aplicando uno de los procedimientos más usuales (filtro Hodrick-Prescott; en definitiva una especie de media móvil), hago una estimación muy conservadora del crecimiento potencial, estimo un fuerte impacto a largo plazo de la recesión en él,  y calculo la medida resultante del ciclo económico.



 Donde hpt_ESP es la tendencia observada.

Luego el ciclo observable es:



 En consecuencia, no sólo no hemos abandonado la recesión, sino que el ciclo económico muestra una cierto agravamiento.

En otros términos:

1. Hemos perdido más del 8% de nuestra renta nacional en los últimos años.
2. El ciclo económico sigue en plena recesión, frente a las declaraciones políticas.

Las ficciones son sólo eso: sueños en el aire. La economía es demasiado importante para dejarla a la propaganda.

2 comentarios:

  1. Buenas, al habla un keynesiano algo indignado. En la actualidad española la teoría keynesiana se ha abandonado (Si alguna vez existió) Cuando ves algún debate económico en televisión o lo escuchas en la radio, rara vez no hechas de menos unas ideas firmes y claras que se aparten, aunque sea un poco, de la tendencia neoclasica (Clasica), todos los supuestos Keynesianos se están tirando a la basura, mientras se convence a los pueblos con propaganda de crecimiento y medicina de austeridad. ¿Que opina usted sobre la salida de la recesión? ¿Ve positivo para la economía la ultima cifra del PIB? Es difícil luchar contra toda la marea clasica que viene arroyando con estadisticas algo discutibles por mi parte, un saludo. Buena entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi opinión es la siguiente. LA recesión prolongada y profunda en España y otras economías de la zona euro, en el contexto de la crisis financiera internacional, se debe a su tendencia a tener precios más altos que Alemania. La acumulación de esta inflación diferencial las conduce a una crisis de la balanza de pagos y la consiguiente necesidad de un proceso deflacionista: reducción de la demanda y de la renta nacional para equilibrar las cuentas exteriores.

      Dicho de otro modo. El crecimiento en el PIB a nivel del 0'5% es decepcionante y no podrá aumentar significativamente y con solidez por culpa del límite exterior impuesto por el euro a su crecimiento. La zona euro está dominada por la obsesión en la contención de la inflación.

      O cambiamos la política de la zona euro, o salimos del euro (con una quita de deuda y con pacto institucional en la UE), o España y otros países estamos destinados a tener un crecimiento muy débil y un alto desempleo.

      Eliminar