miércoles, 18 de septiembre de 2013

Un presupuesto para Andalucía 2014.

¿Qué presupuesto para Andalucía 2014?.

Ignacio Escañuela Romana.
18 de septiembre de 2013.

Encuentro confuso tanto el debate previo al proyecto de presupuestos, como las directrices que parece va a tener. Creo que falta una clarificación de los objetivos principales del presupuesto.

Partimos de una insuficiencia clara de ingresos para las necesidades de gasto presentes. El déficit podría estar entre el 1% fijado hasta ahora, y el 1'3% sobre el PIB andaluz, o quizá algo superior. En 2013 se ha acordado finalmente un 1'58%. El debate es con el Gobierno de Madrid y con el resto de Autonomías. Pero, más allá de este dato, ¿qué debe y puede lograr la Junta el año próximo?.

Veamos los ingresos.

Los procedentes del Estado central no van a aumentar, y el déficit debe reducirse. Simultáneamente ya ha dicho la Presidencia de la Junta que no se suben los impuesto propios: se reclaman ingresos a Madrid, pero no hay ningún esfuerzo fiscal propio para Andalucía. En consecuencia, no hay aumento ninguno de recursos.

Esta decisión es contradictoria con los fines propuestos de gasto. Además, había posibilidad de incrementar la presión fiscal en aquellos impuestos que tasan costes externos: impuestos que recaen sobre actividades contaminantes, o lesivas de uno u otro modo para la sociedad en su conjunto.

No es algo extraño. Cataluña, con un gobierno de orientación liberal: sube la presión fiscal aumentando tres impuestos "ecológicos": impuesto sobre las emisiones de la aviación comercial, producción termonuclear de energía eléctrica, emisión de gases y partículas en la atmosfera en algunas industrias, un impuesto con el que el Gobierno catalán espera recaudar 2,76 millones de euros. Y a punto ha estado de poner una tasa sobre las bebidas refrescantes con exceso de azucar (¿si gravamos el alcohol por sus costes sanitarios, ¿por qué no tasamos las bebidas azucaradas que generan también enfermedades?).

Es sorprendente que Andalucía, con un gobierno teóricamente de izuqierdas, no se plantee ni siquiera unos impuestos de este tipo, que además aumentan la eficiencia del sistema económico global (impoenen a las empresas el pago de todos sus costes reales).

Veamos los gastos.

La Presidencia de la Junta plantea públicamente un presupuesto para luchar contra el desempleo. En efecto, parece que PSOE e IU plantean dos prioridades: empleo y servicios públicos esenciales (sobre todo, educación y sanidad).

Partamos de los dos objetivos. Yo propondría lo siguiente para intentar acercarnos a ellos:

1. Mantener el gasto en educación, con un aumento igual al IPC.

2. Mantener el gasto en sanidad, con un incremento igual al IPC sanitario (los precios en sanidad aumentan más rápidamente que el resto).

3. Mantener el gasto en las áreas sociales esenciales: ley dependencia, residencias de ancianos, guarderías y educación infantil, etc.

4. Rebajar el gasto en los programas de empleabilidad y en las subvenciones destinadas a empresas para la formación y empleo. Destinar el conjunto de tales recursos a inversiones públicas directas, cuyo impacto en creación de empleo y en estímulo económico es más alto que el resto de opciones. ¿Por qué damos recursos a programas de formación y a subvenciones empresariales, cuando podrían destinarse a gastos directos en infraestructuras esenciales, que crean empleos directos e indirectos?.

5. Tres cuestiones esenciales de funcionamiento:

- Hacer un presupuesto que no se tenga que estar modificando constantemente. Es decir, que refleje la realidad del funcionamiento anual de gastos e ingresos.

- La Junta debe abonar en un mes todos los programas y obligaciones de pago. Carece de sentido que deba muchos meses de programas esenciales como residencias de ancianos, guarderías, talleres de empleo, subvenciones comprometidas, etc.

-  La Junta debe emprender un programa serio de incremento de la eficiencia en el gasto. Especialmente, debe presentar públicamente una propuesta de eficiencia en la asignación de los trabajadores (recursos humanos) y en la asignación de los recursos entre salarios y el resto de partidas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario